Mia’s Birth Story!

Todos los partos son diferentes y únicos y no hay una manera correcta de que ocurra. Escribí la Historia del nacimiento de Mia Evangeline hace aproximadamente unos 9 meses cuando me puse a reflexionar sobre todo lo que había sucedido en esos dos días. Hoy decidí compartirlo con ustedes.

Todas las mujeres siempre nos ponemos a pensar en nuestro embarazo y nuestro parto, siempre tenemos una idea de como va a ser. Yo me sentía muy entusiasmada sobre la idea de tener a mi hija y tenia la mente abierta con respecto a todo lo que iba a suceder, de la misma manera, tenía el plan perfecto para el nacimiento de mi niña: cuando se me rompiera la fuente íbamos a ir al hospital inmediatamente escuchando música en el auto para calmarnos, ya tenia mi bolsa del hospital lista con todo lo necesario, ya tenia el plan de tener a mi hija por parto natural sin nada de medicamentos, lo más natural posible y quería que mi familia más cercana y mi mejor amiga estuvieran afuera esperándonos a Danny y a mi con nuestra bebita. Por alguna razón pensé que podía tener control de todo eso (como soy una controladora con todo lo que tiene que ver con mi hija) pero estaba muuuuuyyy equivocada.

El nacimiento de mi pequeña Mia fue todo lo contrario a lo que teníamos planeado Daniel y yo.

27 de Febrero de 2017: Este fue el día que todo empezó. La fecha estimada de parto para mi niña era el 16 de Marzo (dos semanas después) Fuimos al hospital con Daniel y con mi mamá ha recibir un tour por las instalaciones y a conocer al que seria el doctor a cargo de mi parto. Nos recibieron super alegres y nos mostraron todo el lugar, no tuvimos dudas que ahí queríamos tener a nuestra bebé. La Directora del hospital nos presento al doctor que estaria de turno, muy agradable y atento (uno de los mas reconocidos del país). Nos sentamos en su consultorio para hablar sobre los detalles de como había sido mi embarazo, si habíamos tenido alguna complicación, etc. Él nos pidió hacer otro ultrasonido para verificar que todo estuviera bien con la bebé. Estábamos haciendo el ultrasonido cuando el doctor dijo que yo ya tenia las 40 semanas y que ya era hora de que naciera la bebé. Woow, estabamos muy sorprendidos porque ya teníamos planeado el parto para el 16 de Marzo o para días cercanos a ese. El doctor nos dijo: ¨Mañana vamos a tener que inducir el parto¨Me hizo un monitoreo fetal y la bebé no se estaba moviendo mucho, lo cual era muy raro ya que ella pasaba moviendose todo el día y casi toda la noche. No puedo explicar lo que sentí en ese momento, estaba un poco alterada porque el doctor menciono que mi niña podría estar en un estado de angustia o sufrimiento y también porque yo quería un parto totalmente natural sin medicamentos o intervenciones, pero al mismo tiempo estaba feliz porque al siguiente día iba a ver a mi bebé. Arreglamos todo lo del pago y ya estaba programado que íbamos a ver a nuestra hija al dia siguiente. A las 5am teniamos que estar en el hospital para empezar.

El camino de regreso a casa fue muy tranquilo, estábamos felices por ver a nuestra hija pero al mismo tiempo estabamos preocupados porque ya nuestros planes habian empezado a cambiar. Lo peor era que Danny no iba a poder estar conmigo por una gran parte del día debido a unos tramites personales que no podía cambiar. Que mal!! 😦 El día más importante el no iba a poder estar y él tenia muchas ganas de poder ayudar en el parto.

Al llegar a casa revisamos que todos los documentos estuvieran en orden y que la pañalera tuviera todo lo necesario para la bebé y para mi. Llamamos a mi familia para darles la noticia y que estuvieran listos para conocer a la bebé el día siguiente. El resto del dia pase haciendo ejercicios prenatales y leyendo sobre la inducción del parto para estar lista. No podía dejar de acariciar mi panza y de pensar que seria la última noche con ella. Dentro de poco ya iba a poder dormir boca abajo de nuevo… Wiiiiii. hahaha ♥♥

IMG_20170227_175027

28 de Febrero: 4:30 am, el viaje de camino al hospital fue muy calmado, estábamos contentos y emocionados, Danny no paraba de decir: ¨Dios mio, Hoy¨ ¨Hoy vamos a ver a la bebé¨ Tannn bello como siempre. Estaba tan feliz y me sentía con todas las fuerzas para empezar a pujar. Ya quería ver a la bebé. Llegamos al hospital y todo estaba listo.

 

 

17093800_1208561075932109_1520285796_n

Para empezar el proceso de inducción del parto me administraron oxitocina (la hormona que regula las contracciones) para iniciar la labor de parto. Después de unos cuantos minutos empecé a sentir las contracciones más seguido y después de cada contracción me emocionada mucho más.

17094124_1208561049265445_433364410_n

Unas dos horas después, el doctor llegó y me preguntó cómo me sentía a lo que respondí: ¨Estoy muy emocionada¨ y él sonrio y me dijo: ¨esa es una mala respuesta, debería de estar sintiendo dolor¨ No les mentiré, si sentía fuerte las contracciones pero estaba tan concentrada en mi niña que no me parecían tan dolorosas hasta que el doctor me hizo un examen interno… DIOOOOSSSSS MIOOOOO……. DIOOOS MIOOO… esooo sii fueee horrible y lo peor era que solo tenia dos centímetros de dilatación, eso no era bueno. Me dijo que ya debería de tener por lo menos 4 cm ya que llevaba dos horas con la oxitocina. Mi entusiasmo había bajado un poco porque mi cuerpo no estaba reaccionando de manera correcta a la inducción.

Al cabo de una hora la enfermera llegó para chequearme la presion y la temperatura y para hacerme un enema….. Un que perdón? Le respondí muy dudosa y ella sonrio. Danny se estaba riendo como nunca. Yo NOOO sabia que me harian un enema, WTFFF? porque nadie me habia mencionado ese pequeño e importante detalle. No lo habia leido en ninguno lado tampoco y NOO ESTABA LISTA PARA ESO. DIOOSS MIO!! La enfermera me realizo el enema y momentos despues yo estaba en el baño haciendo ya saben que. INCOMODOOO!!

Las horas pasaban y el dolor iba aumentando, mi sonrisa había desaparecido ya que sentía mucho dolor y mi Danny ya se habia ido. La única manera de reducir el dolor era acostandome de lado y mi mama me estaba dando masajes en la espalda también. Todavía no habia roto la fuente y sabia que pronto llegaría el doctor nuevamente para hacerme otro examen interno y NO ESTABA LISTA PARA ESO. Eran las 9:30 am y el doctor llego, nuevamente me pregunto cómo me sentía y a lo que respondí: ¨mas o menos¨ Las contracciones era muy dolorosas pero sabia que no eran nada comparado con lo que sentiría después, ya cuando estuviera pujando. Me pregunto: ¨Del 1 al 10, como calificarias tu dolor? Le respondí con un 5, pero en realidad sentía un 7. Procedió a hacerme otro examen interno y las malas noticias llegaron de nuevo, solo tenia solo 2 cm de dilatación….. SOLO DOS CENTIMETROS. No había avanzado nada. Sentí que iba a llorar, pero me aguante. Como era posible que sentía las contracciones cada vez más seguido y todavía estaba igual… me sentí fatal. Me hicieron un monitoreo fetal y todo estaba bien con la bebé, por fiiiin una buena noticia. Al parecer mi niña todavia no quería salir.

17078290_1208560392598844_774166891_n

El dolor era bastante fuerte, definitivamente sentía que ya estaba en labor de parto, estaba segura que ya había dilatado lo suficiente y lo peor de todo es que TENIA HAMBRE… Necesitaba una Baconator pero yaaa. El doctor llegó con su pregunta de siempre, a lo que respondí: ¨siento dolor¨ y dijo: ¨Pero no creo que mucho porque no esta gritando como deberia, a esta hora ya deberia estar gritando y ya deberiamos estar alistandonos para traer a la bebé al mundo¨—– Oseeeeaa que como yo no estaba gritando como loca, él no me creía. QUE TONTO!! Volvió a hacerme otro examen interno (muy doloroso) y solo tenia 3 cm de dilatación. YA ESTABA PERDIENDO LAS FUERZAS y lo peor era que Danny no estaba ahí para alegrarme como siempre lo hace. El doctor dijo: ¨Regresaré en 4 horas y ya debe de haber avanzado, en caso de no haber avanzado nada en la dilatación, tendremos que proceder a hacer una cesárea.¨ NOOOOO… esta vez no me pude aguantar y lloré. Lloré mucho. El doctor me dijo que no tenia nada de malo y que era lo mejor para la bebé, ya que ella podría cansarse y complicar todo. No podía creer lo que me estaba pasando, mi cuerpo no me estaba ayudando, todos mis planes estaban saliendo mal y Danny no estaba ahi.

Después cuando el doctor se fue, mi mamá recibió una llamada de Danny y cuando hable con el todo cambio. Esta fue nuestra conversación: Él: ¨Hola amor, como te sentis? Yo (Llorando): ¨Me duele mucho amor, y no he dilatado nada, el doctor dice que si no dilato por lo menos 6 cm en las próximas horas que me va a hacer una cesárea y no quieroÉl: ¨Tranquila mi amor, yo se que sos fuerte y si tienen que hacerte una cesarea, esta bien, todo sea por ver a nuestra gordita pronto. Ya voy a ir a cuidarte amor, todo estará bien¨ Yo (llorando más por sus palabras): ¨Gracias amor, veni pronto, te extraño¨ Él: ¨Yo te amo amor, todo saldrá bien, yo lo sé. Se fuerte, ya voy a llegar¨y nos despedimos. Como no voy a amar a este hombre, siempre tiene las palabras perfectas para mi. Despúes de eso, me sentí mucho mejor, sabia que mi estado de animo afectaba a la bebé también así que tenia que estar tranquila.

Las siguientes 4 horas fueron horribles, el dolor ya era demasiado fuerte, sentía calambres en las piernas, dolores punzantes en mi espalda y todavia tenia hambre, lo cual lo hacia peor porque no podia tomar ni siquiera un vaso con agua. Siempre intente mantenerme tranquila aunque las contracciones fueran más fuertes que yo. Mi ritmo cardíaco había empezado a descender por el dolor, el doctor llegó nuevamente a las 4 pm para hacer el que sería el último examen interno, habia dilatado solo 4 cm en casi doce horas con 2 bolsas de oxitocina… y lo peor era que el ritmo cardiaco de mi niña estaba empezando a bajar también según el monitoreo fetal. El doctor dijo: ¨Vamos a tener que proceder con la cesárea Melissa¨ Sentí que mi corazón se detuvo. Había leído mucho sobre partos naturales, me habia preparado para todo, menos para una cesarea… NO ESTABA LISTA!! Solo recuerdo ver a mi mamá hablando con el doctor enfrente de mi y firmando unos papeles (los que dicen todo lo malo/ conplicaciones que me podia suceder en la cesarea) mientras yo estaba pensando que todo me estaba saliendo mal. Me sentía derrotada y sin fuerzas.

Llegaron las enfermeras para darme indicaciones y explicarme lo que iba a pasar en la siguiente hora. Llame a Danny para darle las noticias y estaba contento porque dentro de una hora la bebé iba a estar con nosotros. Solo él me podía levantar los ánimos. Despúes de eso, solo quebada rezar para que no hubiera una complicacion durante la cirugía.

Me llevaron a la quirófano para aplicarme la epidural y empezar la cirugía. El anesteciólogo se acerco a mi para presentarse y para aclarar mis dudas sobre la epidural. Muy amablemente me pregunto: ¨Como te sientes?¨ y yo como siempre de inoportuna le respondí: ¨Nerviosa y tengo mucha hambre¨ él se empezó a reír… (solo a mi se me ocurría pensar en comida estando en el quirófano) Me Preguntó si tenia alguna duda sobre la epidural, le hice esta pregunta:¨Es cierto que es muy dolorosa y que es peligrosa¨ y me respondió muy simpático: ¨Eso depende, Algunas personas sienten dolor, pero otras no. Y si, la epidural es una inyección muy delicada, lo único que tienes que hacer es no moverte. Yo soy un experto en esto y tienes que confiar en mi. Nada malo te va a pasar¨ Seguidamente me senté en la camilla y me agache, honestamente, La epidural no dolió nada. Si sentí el liquido corriendo por mi cuerpo y una pequeña sensación de incomodidad pero no dolor, al menos no como el de las contracciones que a los pocos minutos desapareció. GRACIAS A LA MAGIA DE LA EPIDURAL.

Llegaron las enfermeras a preparar el área de la operación. Yo estaba extrañamente relajada (no se si por la inyección) Todos los doctores llegaron y antes de comenzar me dijeron que dentro de media hora vería a mi hija, sonríe y todos empezaron a hacer lo suyo.

Cuando hacen una cesárea, siempre tapan para que uno no vea como le abren el estomago y lo hicieron, pero aquí va la peor parte de toda mi experiencia…. SE MIRABA TODO POR EL REFLEJO DE UNA DE LAS LÁMPARAS. Así es, yo y mi corazón sensible vimos en vivo y en directo como nos abrieron el estomago, quise decirles pero no me salían las palabras, tal vez del shock o no estoy segura, pero fue traumatico. Vi la primera parte cuando hicieron el primer corte y sentía que me desmayaba… ahora, despúes de haber visto series como Game of Thrones o Vikings, me da risa recordar ese error de parte de ellos, pero ese día fue horrible. Recuerdo que después de ver eso, cerré los ojos y me decía a mi misma ¨no mire, no mires, no mires, no vomites, no vomites, tengo hambre, no mires¨ una y otra vez. Luego de unos minutos, en el silencio de la sala escuche por primera vez el llanto de mi hija. Ella ya estaba aqui, El doctor me enseño a mi hija y dijo: ¨Mire, aqui esta su hermosa niña¨ Limpia y se miraba un poco morada, pero hermosa. Al escuchar su llanto mi corazón brinco de alegría, por fin mi niña estaba aqui, despues de todo lo malo, el estrés y el dolor, por fin mire su carita. El doctor le entregó la bebé a las enfermeras y procedieron a limpiarla y examinarla. Le pregunté al anesteciólogo cuando se acerco a hablar conmigo que como estaba la bebé y me respondió: ¨sana y perfecta¨ solo recuerdo haberle dicho Gracias a Dios y dijo que solo había que cerrar la herida y listo. En ese momento cerré mis ojos y desperté dentro de la habitación, sinceramente no recuerdo nada de lo que paso en ese lapso de tiempo en el que me costuraban la herida, solo recuerdo ver a mi familia sonriéndome cuando llegue a la habitación.

Mi hija había nacido a las 5:27 pm, 48 cm y 6.8 lbs de pura perfección. 

17105558_1208560339265516_1364165764_n

Todos estaban contentos de ver a la bebé, me decían que era una muñequita preciosa y me sentía algo mal porque solo la había visto por 2 segundos en el quirófano.

Danny por fin llego y estaba taaann contento, me dió un beso enorme y me dijo que la bebé era hermosa. Las enfermeras llegaron a sacar a todos de la habitación para que yo pudiera descansar.

Dos horas después, me desperté sintiéndome mucho mejor, sentía contracciones todavía, lo cual eraaaa muyyy extraño ya que no había bebé adentro, pero era algo totalmente notmal ya que mi cuerpo se estaba adaptando. Me prohibieron hablar ya que eso me iba a ocasionar gases, así que solo me limite a escuchar a todos hablar de mi hermosa hija sin poder decir nada.

Me llevaron a mi hija a la habitación, jamas había sentido tanta felicidad en mi vida. Ver a mi hija y a Daniel, Ver a esa hermosa personita que él y yo hicimos…. Ese momento hizo que todo los malos ratos y traumas valieran la pena. Por fin mi niña estaba en mis brazos y mi vida tenia más sentido que nunca. Estaba tan agradecida de que ella me hubiera elegido a mi como su mamá y verla con su papá sigue siendo lo mejor de mi dias.

17094203_1208559675932249_1866538666_n

Los 2 dias siguientes que estuve en el hospital fueron difíciles debido a la cirugía. Muchas personas dicen que las cesáreas no es la gran cosa, pero vaya que lo es. La recuperación, los cuidados y la limpieza, querer toser o estornudar… DIOOOOS, solo de acordarme… UGGH. Pero valió la pena por ese pedacito de cielo que tengo.

Como mencione al principio, todos los partos con diferentes y únicos. Mi cicatriz me recuerda a diario todo lo que viví para tener a mi hija conmigo.

Para mi próximo bebesito ya se que no tengo que querer controlar todo, LECCIÓN APRENDIDA!!

Gracias por visitarme,

BESOS Y ABRAZOS,

my name

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s